2018: prevención del delito y la violencia adolescente

Una situación de comportamiento social puede derivar en consecuencias físicas, legales o psicológicas:

Tres adolescentes estaban bebiendo  un fin de semana y se les acabó el dinero. Uno se quería ir y otro estaba con ganas de continuar. “Vamos a conseguir plata” dijo el más animado, los otros le siguieron de mala gana. “No va a pasar nada”, les concluyó para motivarlos… ¿y que pasó?.

Robo y agresión sexual son los delitos que más cometen los adolescentes, por ello los centros de orientación para esta población en Bolivia están creciendo en su cuantitativamente. Desde el año 2014 cuando se inicia el sistema de responsabilidad penal para adolescentes, se han realizado avances valiosos en la normativa y en la reorganización de las instituciones, sin embargo aún es insuficiente. El nuevo sistema penal con enfoque restaurativo se ha puesto de pie y empieza a caminar aunque con algunas falencias.

Novedosas acciones de prevención a la violencia y delincuencia son necesarias y urgentes para disminuir la acción fuera de la ley en adolescentes. Familia, escuela y grupos de pares son los espacios que requieren mayor atención en las tareas de prevención.

Prevenir será el trabajo de ProgettoMondo Mlal y la red de instituciones que comprometen su esfuerzo a favor de la sociedad boliviana.