Ojalá

Cuando decides partir por un año, crees que el tiempo va a pasar súper rápido. Todo el mundo te dice que ni siquiera te vas a dar cuenta de que pasan los meses. Cuando llegas en un país totalmente diferente del tuyo, como Bolivia es totalmente diferente de Italia (mi país de origen), te das cuenta que un año es muy poco, pero 365 días pueden ser muchos. Suficientes, cuanto menos, para descubrir los colores, sonidos, gustos, culturas y paisajes del nuevo mundo donde te encuentras. Y así empiezas soñando con todo lo que puedes hacer en un periodo tan largo en un país como Bolivia… sobretodo estando en La Paz como voluntaria de una asociación como ProgettoMondo MLAL.

Desde mi primera semana en Bolivia, me dí cuenta de las grandes potencialidades de esta ONG, debidas al impacto social y político que logra tener en el país. Por ejemplo, fue emocionante participar a las reuniones con el Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional y colaborar en la evaluación del nuevo Sistema Penal para Adolescentes boliviano. Estas actividades realmente me hicieron comprender la relevancia de la incidencia política de PMM y la importancia del apoyo técnico que ofrece a las instancias que trabajan con adolescentes con responsabilidad penal. Colaborar con una organización de este tipo te hace entender que un cambio es posible y que se puede lograr un impacto real y positivo en las vidas de las personas, incidiendo en los planes y las políticas del país. De esta manera, te sientes parte de un proceso de desarrollo y construcción de justicia, y sientes que realmente puedes soñar en grande.

En particular, pasé mis primeros meses de “Servizio Civile” colaborando en la organización en el primer Encuentro Nacional de Evaluación del Sistema Penal para Adolescentes, en cual todos los actores que trabajan en la atención a adolescentes con responsabilidad penal se encontraron para debatir de los avances y atascos en la implementación del nuevo Código Niña, Niño y Adolescente (Ley Nº 548 del 17 de julio de 2014). Fue impresionante ver 140 personas (entre jueces, fiscales, defensores, policías, equipos de los centros de atención) involucrarse activamente para compartir un sueño común sobre cómo superar los desafíos presentes y futuros para la construcción de una justicia mejor para los jóvenes bolivianos.

Pero, lo que realmente me emocionó y me hizo pensar que mi estadía en Bolivia tiene realmente sentido fue la participación en el evento de los adolescentes que tuvieron experiencias directas en el sistema penal. Escuchar sus voces, sus relatos de vida y sus necesidades fue la verdadera y mejor evaluación de nuestro trabajo y del sistema penal mismo. Ver a los jóvenes, y no limitarse a pensar en ellos como concepto casi abstracto, recordó a todos los participantes que el verdadero objetivo de nuestra labor son los adolescentes y su reintegración social, más que simplemente la implementación de una ley.

La misma emoción tuve cuando entré en el centro de rehabilitación para jóvenes Qalauma y la cárcel de San Pedro. Trabajar en una oficina y debatir de cómo implementar justicia e ideales puede ser realmente útil, así como tratar de resolver los problemas del sistema penal, pero encontrarse cara a cara con quienes viven las mismas problemáticas de primera mano cada día no es solo útil, sino necesario. Por lo tanto, estoy feliz y orgullosa de hacer parte de una organización como PMM, que no se olvida estas caras, y más bien decide mirarlas cada día, escuchar sus voces y atender sus necesidades, con el claro objetivo de llevar justicia, respeto y tratamientos dignos en cada una de estas vidas.

Ni 365 días son suficientes para un desafío tan grande. No serían suficientes ni siquiera para realizar todos los sueños de justicia que nacen en trabajar en el sistema penal para adolescentes de Bolivia. Ni alcanzarían para descubrir el mundo boliviano, tan diferente, colorido y curioso. Pero, aunque puedan terminar los días de mi experiencia en Bolivia, no terminan mis sueños para este país. Y cada vez que me encuentro con estos pensamientos, me acuerdo las palabras de una poesía de Eduardo Galeano:

“Ojalá podamos mantener viva la certeza de que es posible ser compatriota y contemporáneo de todo aquel que viva animado por la voluntad de justicia y la voluntad de belleza, nazca donde nazca y viva cuando viva, porque no tienen fronteras los mapas del alma ni del tiempo.

Ojalá.”

Francesca Constantini


CUANDO TODO ES MAS CLARO

Hay días como este, donde la nostalgia me embarga y el deseo de tomar el primer vuelo para “escapar y volver” llega tan repentinamente.

Entonces empiezo a pensar en la motivación que tuve para venir aquí y todo adquiere otro color, otra forma y la fuerza de repente viene a mí.

Los pensamientos se transforman y se vuelven cada vez más positivos.

Salgo a la calle y observo el paisaje y la gente.

Miro a las cholitas que están al costado del camino para vender frutas o verduras y cuando me sonríen soy feliz.

Veo gente que ayuda a personas mayores a cruzar la calle, observo los colores de esta hermosa ciudad y

todo adquiere otro significado.

Estoy creciendo, estoy aprendiendo y madurando como nunca hubiera pensado.

Cuántas dudas tenía antes de irme, cuántos miedos…

Estas experiencias te hacen pensar mucho sobre el significado de la vida, sobre la vida cotidiana y entiendes que parar no es bueno, no es para mí, tampoco es bueno para las personas que están aquí, con quienes trabajo y para quienes trabajo…

Se lo debo a ellos, me lo debo a mí mismo y a quienes creen en mí.

No siempre es fácil, pero estoy aquí por una razón y cada día se fortalece y está más viva.

La sonrisa de los jóvenes que veo cada vez que entro al centro penitenciario donde trabajo confirma por qué tomé esta decisión.

Esperar un encuentro para hablar sobre su situación, cómo se sienten, sus deseos… eso es lo que me mantiene en marcha.

Las miradas, esas miradas que a pesar de las dificultades continúan luchando y emocionándose.

Miro los ojos brillantes de un jóven que me explica qué es el amor para él …

te cuenta acerca de su novia que también está privada de libertad y vive al otro lado de la prisión y que los únicos momentos para verse son durante la transición de una actividad a otra.

Me hace pensar … me conmueve, porque a pesar de todo, ellos creen en un amor que quizás no recibieron de su familia, pero continúan, luchan … a veces se equivocan y sin embargo no se detienen.

Estos muchachos cometieron errores, pero sus corazones laten más fuerte que antes y la privación de libertad amplifica todo.

Entrar al centro penitenciario no es fácil, no es posible acostumbrarse a las constantes requisas y numerosas preguntas que hacen los policías, cada vez que ingreso. No es fácil…

Luego entramos y todo se vuelve normal, hablamos con los jóvenes, organizamos actividades, nos reímos, bromeamos… pero luego llega el momento de salir y ellos se quedan adentro.  Incluso a esto es difícil acostumbrarse, el desapego no es simple e invariablemente me afecta.

Siento que me llaman desde la parte superior de sus celdas y me saludan para desearme una buena noche. Yo hago lo mismo, pero también creo que su noche será muy diferente a la mía. Tengo la libertad y hoy me doy cuenta más que nunca de lo valioso que es proteger algo tan precioso.

Ahora para algunos de ellos soy “Stay Human” por mi tatuaje en mi brazo…

Tienen curiosidad y me preguntan el significado y estoy aún más feliz de contarles, también sobre Vittorio Arrigoni aquí…

El cambio de perspectiva, como dice una canción, es posible y aquellos que logran implementarlo ya han hecho mucho por una sociedad mejor.

Después del taller que realicé un joven se acercó y un poco avergonzado me puso el brazalete que hizo durante su tiempo libre, diciéndome:

Tengo un regalo para ti, nosotros lo tenemos igual y lo pondré en la misma muñeca

Cada vez que lo veo, a pesar de estar separados por la puerta, nuestro saludo es mostrar el brazalete.

El momento que llena mi corazón de alegría es cuando le anuncian la fecha de su libertad… No sé si estoy emocionada de verlos salir y correr hacia esa puerta que fue un obstáculo entre el exterior y el interior. Qué belleza!!

… ellos saludan y lógicamente hago las recomendaciones, porque podrían reincidir.

Los veo listos para el nuevo mundo, felices y ansiosos por demostrar que todos pueden cometer errores. Es importante comprenderlos y verlos haciendo lo que aprendieron en su encierro.

Es agradable cuando los veo fuera del centro y me dicen lo que están haciendo y cómo les fue en la sociedad. Con ojos brillantes hablan de sus deseos, sus miedos y metas.

Los sentimientos, las emociones, la ira y la decepción se amplifican allí.

Sonreír, intercambiar algunas palabras con ellos, recibir regalos por el solo hecho de existir y escucharlos no tiene precio. La razón por la que estoy aquí es cada vez más clara.

En Bolivia tienen este hermoso hábito de expresar gratitud a la Madre Tierra, agradecer a cada persona en la mesa al final de cada comida, decir al final de una reunión (generalmente en América del Sur) “cuídate”  o “que te vaya bien”.

Es gente que agradece mucho y esto ahora se ha convertido en parte de mi vida diaria y estoy feliz por eso.

Agradezco a las personas que apoyan este proyecto, gracias porque siguen creyendo en nosotros, porque seguimos creyendo que existe un mundo posible y que a partir de gestos simples como el nuestro, podemos mover la conciencia de muchas más personas.

El cambio de perspectiva, como dice una canción, es posible y aquellos que logran implementarlo ya han hecho mucho por una sociedad mejor.

 

#StayHuman

Eleonora

Servizio civilista

2019-2020

Bolivia


¿QUIÉN HUBIERA PENSADO? MI EXPERIENCIA DE SERVICIO CIVIL EN EL CENTRO DE QALAUMA

¿QUIÉN HUBIERA PENSADO? MI EXPERIENCIA DE SERVICIO CIVIL EN EL CENTRO DE QALAUMA - BOLIVIA

Hace mucho tiempo pensaba en la posibilidad de hacer un año de servicio civil en un País extranjero, pero cada vez había algo me bloqueaba y me mantenía parada en la idea de elegir una ciudad para vivir y buscar trabajo en manera más estable.

No soy vieja, pero la presión social me había hecho silenciar la voz interna que surgía cada vez para dejarme elegir la experiencia del servicio civil. Entonces, sin llegar a expectativas demasiado altas, comencé lentamente a leer los proyectos propuestos por las distintas asociaciones y tratar de entender a dónde quería ir.

La decisión no fue fácil, dado que mi interés estaba en muchos proyectos, pero al final logré elegir uno, el que más (en mi opinión) me representaba y que respondía a un tema que estudié durante muchos años y me ha gratificado. Leí el proyecto con atención y me convencí cada vez más de que quería presentar mi solicitud. El tema era para"sector de justicia" y la figura que buscaban podría coincidir con la que más me interesó. Hice la entrevista y estuve esperando la respuesta unos meses.

Todavía recuerdo la emoción que tuve cuando recibí la llamada del presidente de CVCS. ¡Todavía no podía creer que pronto iría a La Paz, Bolivia por un año!

Mi mente captó las noticias muy bien, pero al mismo tiempo no podía focalizar que estaba pasando.

¿Me iría por un año? Y ahora?

Los pensamientos empezaron a fluir rápidamente, la emoción y el miedo eran intensos.

Preparando la maleta, la visa, un poco de melancolía para saludar a mi familia y a las personas que me rodean...

Pero ahora estaba lista y me iba con mis compañeros de aventura.

Tenía una mezcla de emociones internas que eran difíciles de describir y aún no podía creer que estaba haciendo el proyecto que perseguí durante varios años.

Aterrizamos en el aeropuerto de El Alto en Bolivia, a casi 4.000 metros de altura y allí, esperándonos, estaba Sara Soldavini, nuestra OLP italiana preparada para darnos la bienvenida y presentarnos la ciudad.

La altitud fue uno de los primeros obstáculos que tuve que enfrentar, pero después de unos días, todo había terminado y estaba lista para disfrutar de esta ciudad.

Desde el principio, una realidad muy diferente de la que estaba acostumbrada a vivir, pero mi curiosidad era muy alta y no podía sacarme la sonrisa de los labios.

Los colores de la ciudad me llamaron la atención e incluso ahora, a pesar de que han pasado varios meses, me sorprende cada vez que descubro algún nuevo rincón de La Paz.

 

Bolivia es uno de los lugares de América del Sur donde se han conservado las numerosas características que hacen que este lugar sea único y especial.

Ver las mujeres de pollera de todas las edades caminando por la calle, cargadas de su aguayo de colores, me da una sensación de felicidad. Me enseñan todos los días, y me generan determinación en el trabajo y en la vida.

Todos los días a pesar de las dificultades causadas por vivir en un contexto diferente al mío, trato de capturar cosas positivas y apreciar la simplicidad de las personas. A pesar de todo lo que estoy viendo y viviendo, me convenzo aún más que he elegido un lugar interesante y hermoso donde puedo tener esta experiencia.

Me gusta la labor que hago, trabajo con los/las trabajadores sociales que están en último año de la universidad boliviana y trabajan en el programa post-penitenciario.

Mi función consiste en hacer seguimiento a los jóvenes que están en el centro de rehabilitación de Qalauma por más de 6 meses y comenzar a identificar cuáles son sus necesidades, que pueden variar desde el apoyo en la educación, el trabajo, la capacitación relacional y psicológica, la salud y el apoyo legal.

   

La implementación del sistema penitenciario no es fácil y las modalidades de rehabilitación de los jóvenes es diferente entre el grupo multidisciplinario y la policía.

Creo en el programa post-penitenciario de Qalauma, creo en los valores y la educación que queremos transmitir a los y las jóvenes, no a través de la disciplina militar, sino a través de la reflexión y el razonamiento.

Creo que los y las jóvenes que están en el centro Qalauma deben tener una segunda oportunidad para poder mejorar sus condiciones de vida y lo que trato de transmitir a ellos es:

“En la vida siempre hay una segunda oportunidad si sabes cómo construirla, nunca debemos rendirnos porque la vida es hermosa e impredecible y siempre debemos luchar contra las dificultades diarias".

Nadie es perfecto y todos cometen errores, pero esto no significa que debamos pararnos es por eso que todos los días me doy cuenta que el apoyo que damos es recíproco.

Me gusta salir de mi rol formal como trabajadora social, me gusta sentarme con ellos y hablar sobre muchas cosas de la vida, debo reconocer que el hecho de escuchar y regalarles una simple conversación genera  sentimientos positivos. No siempre es fácil, por esta razón es importante no perder de vista el objetivo y los valores que queremos transmitir, porque es más estimulante trabajar así y para ayudar a los jóvenes del centro que necesitan una segunda oportunidad utilizando todas las herramientas posibles.

Eleonora Trapletti

Voluntaria Servicio Civil - CVCS


CONVOCATORIA CONCURSO BARRIOS REPARACTIVOS

MICROPROYECTOS COMUNITARIOS PARA LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA Y LA COMISIÓN DEL DELITO POR ADOLESCENTES Y JÓVENES

Se trata de una iniciativa dirigida a promover que organizaciones de la sociedad civil desarrollen acciones vinculadas a prevenir la violencia y el delito en adolescentes, es decir acciones que contribuyan a fortalecer los factores o condiciones del adolescente, joven y su entorno que promueven su desarrollo integral; así también, acciones que busquen incidir en la disminución de factores que aumentan la probabilidad de desarrollar, empeorar o mantener prácticas antisociales o delictivas.

Serán seleccionados y financiados entre tres y cuatro microproyectos comunitarios, cada uno de los cuales se beneficiará de un monto económico para la ejecución de su proyecto, orientado a la prevención en un nivel primario y secundario de la violencia y de la comisión del delito por adolescentes

Objetivo del concurso

Promover pequeños proyectos innovadores y experimentales en el ámbito de la prevención social de la violencia y de la comisión del delito por adolescentes y jóvenes, a través de acciones colectivas orientadas al fortalecimiento de los factores protectores y reducción de los factores de riesgo asociados a la comisión de delitos y conductas violentas.

Ejes temáticos y características

Las acciones orientadas a la prevención de la violencia y de la comisión del delito por adolescentes, deben tener como punto partida una mirada a los factores de protección y de riesgo, en el contexto en el que desean proponer su acción. La identificación de factores de protección y de riesgo buscan aminorar las situaciones individuales o sociales que influyen en la aparición del delito y/o la violencia, e incidir en el fortalecimiento de factores protectores individuales, sociales y ambientales que pueden ayudar a que la persona desista de realizar acciones antisociales o delictivas. Si bien un factor de riesgo no es determinante, si puede incidir significativamente cuando está asociado a otros (por ejemplo, calles oscuras, personas con alto consumo de sustancias, amigos insertos en acciones delictivas, personas con abandono escolar, etc.).

En varias regiones de Bolivia, y de nuestro departamento, persisten modos de convivencia social, que privilegian la autoayuda, la solidaridad y ante todo el cuidado mutuo, que en muchos casos son frutos de las culturas que se han constituido en las diversas regiones. Estas formas culturales han sido un importante elemento de contención de la violencia y el delito en nuestras sociedades; sin embargo, necesitan ser reactualizadas especialmente en los contextos urbanos, donde los niveles de violencia y delincuencia están creciendo.

Este concurso es una oportunidad para dinamizar las energías sociales, culturales, educativas y vitales para mejorar las condiciones de vida de un sector social, un pequeño barrio y generar experiencias novedosas para su réplica en otros espacios urbanos.

Las iniciativas para este concurso pueden ser planteadas dentro de los siguientes temas:

Eje temático 1. Recuperación y adecuación de espacios públicos

Eje temático 2. Juntos y seguros: Fortalecimiento del tejido social 

Eje temático 3. Promoción de una cultura ciudadana

Eje temático 4. Fortalecimiento de programas de atención a población adolescente – juvenil

Postulantes:

Podrán participar agrupaciones, organizaciones o redes sin fines de lucro, a partir de las siguientes dos categorías:

Categoría A: Agrupaciones, organizaciones o redes que cuenten con personería jurídica.

Categoría B: Agrupaciones u organizaciones con base territorial y sin personería jurídica. Estas deben contar con dos referencias institucionales u organizacionales que avalen la agrupación y su trabajo en el territorio.

La convocatoria completa la puedes encontrar aquí: Convocatoria concurso


FORMULARIOS DE INSCRIPCIÓN

Buscamos microproyectos comunitarios que prevengan la violencia y la comisión de delitos por adolescentes y jóvenes

Descarga las bases del concurso aquí:

Descarga los formularios de inscripción aquí:

 


PRESENTACIÓN DE LINEAMIENTOS PARA POST PENITENCIARIO

La Dirección General de Régimen Penitenciario con el apoyo técnico de #ProgettoMondo.Mlal y #CVCS junto a las instituciones que forman parte de la Red Comunitaria del #PostPenitenciario, presentan el documento: "Lineamientos Generales de Intervención Post Penitenciaria" ante instituciones aliadas con el fin de poder generar políticas públicas para reducir la reincidencia y generar oportunidades de reintegración social de las personas privadas de libertad en Bolivia.


La Empresa “Mi Teleférico” realiza donación de madera al Centro Qalauma

 

El gerente de #MiTeleférico César Dockweiler, realizó la segunda visita al Centro #Qalauma para cumplir un compromiso que había realizado en su primera visita, apoyar con la donación de madera para fortalecer el taller de Carpintería en el que Jóvenes del centro se capacitan y realizan trabajos que les permite contar con herramientas para su reinserción social. Mas de 300 jóvenes (mujeres y varones) recibieron con mucha alegría, no solamente la donación tan importante, si nofundamentalmente la visita y la humildad del empresario, quién compartió con ell@s arte, baile, creatividad y un refrigerio en el que escucho sus problemas, sueños, añoranzas y sus nuevas metas de vida.
Estuvieron acompañando esta visita la Directora Departamental de Régimen Penitenciario, Delia Illanes y el equipo de Progettomondo.mlal Bolivia a la cabeza de nuestro coordinador Abraham Colque Jimenez .

 

Continuar leyendo


CURSO TALLER: PRÁCTICAS RESTAURATIVAS PARA LA PREVENCIÓN Y GESTIÓN DE CONFLICTOS

Del 23 al 25 de Julio, en la ciudad de La Paz se llevó a cabo la segunda etapa del curso: PRÁCTICAS RESTAURATIVAS PARA LA PREVENCIÓN Y GESTIÓN DE CONFLICTOS facilitado por el experto Jean Schmitz, la primera etapa se realizó en mayo.

El curso contó con la participación de 40 operadores de instituciones públicas y privadas vinculadas a temas de seguridad ciudadana, prevención y atención de casos de violencia; quienes aprendieron a facilitar reuniones restaurativas con una metodología teórica/práctica que les permitirá aplicar en su campo profesional en los distintos ámbitos: educación, justicia, servicios sociales, consejería, liderazgo como una manera de prevenir la violencia y gestionar la resolución de conflictos.

Esta actividad fue convocada por la Secretaría de Desarrollo Social y Comunitario del Gobierno Autónomo Departamental de La Paz y ProgettoMondo Mlal con el apoyo de Fundación Educo y la Agencia Italiana para la Cooperación y Desarrollo.

Por: Gabriela Zambrana


CONFERENCIA: “PRÁCTICAS RESTAURATIVAS EN COMUNIDADES EDUCATIVAS”

En coordinación con las carreras de Ciencias de la Educación y Trabajo Social de la prestigiosa Universidad Mayor de San Andrés, el jueves 26 de julio del presente año se realizó la conferencia sobre: “Prácticas restaurativas en comunidades Educativas”, con el experto internacional en el tema #JeanSchmitz.

Se abordaron líneas básicas sobre las prácticas restaurativas, como principios y características, haciendo énfasis en las oportunidades y óptimos resultados que resaltan en comparación a otros modelos de disciplina como el punitivo, además del amplio rango de aplicabilidad en prevención primaria, secundaria y terciaria, bajo diferentes abordajes en ámbitos educativos.

Con el auditorio lleno en toda su capacidad por la asistencia de estudiantes y docentes de las carreras de Trabajo Social y Ciencias de la Educación, además de personas parte del Magisterio de La Paz, Universidad Salesiana, CEA, FUDEP, Policía Boliviana, EMI, Macha´q Uta, GADLP entre otras.

La conferencia dejó la sensación del objetivo cumplido, el cual es difundir un enfoque restaurativo a todas las instituciones, particularmente enmarcadas en ámbitos educativos o de incidencia, como una nueva forma de encarar los conflictos y generar relaciones sanas.

Por: Rafael Inofuentes


REUNIÓN MESA DE JUSTICIA PENAL JUVENIL EN CHUQUISACA

En el marco de la asistencia técnica que brinda ProgettoMondo Mlal al Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional y las Instancias Técnicas Departamentales de Política Social a nivel nacional, se realizó la reunión de la Mesa de Justicia Penal Juvenil de Chuquisaca los días 4 y 5 de julio del año en curso.

En dicha reunión se abrió  un espacio de capacitación con los Planes Individuales de Ejecución de Medidas (PIEM) y el instrumento IGI-J (instrumento para medir factores de riesgo de las y los adolescentes con responsabilidad penal).

Las y los participantes, entre ellos los Vocales de la Sala de Niñez y Adolescencia del Tribunal Departamental de Justicia, Juzgados Públicos de la Niñez y Adolescencia, Defensa Pública, DNAs, Defensoría del Pueblo y la Dirección de Gestión Social, entre otros, mostraron gran interés por conocer aspectos técnicos de estas herramientas, así mismo se afianzaron los lazos de coordinación reconociéndose las fortalezas del departamento de Chuquisaca y planteándose uno de los principales desafíos  en esta gestión que es la constitución de su propio equipo técnico.

Por: Cecilia Bolívar