SI PUEDES SOÑARLO, PUEDES HACERLO

“Llévame a Bolivia para cambiar cabeza

llévame a Bolivia para cambiar todo

Apagaré el teléfono y seré libre e independiente,

mamá, no, no necesito nada.”

Así dice la canción de la cantante Francesca Michelin.

Es cierto que Bolivia te cambia, La Paz te cambia.

Cuando me embarqué en este camino, fui consciente de dejar mi vida de siempre: padres, parientes, amigos y comenzar de nuevo, en un país diferente al mío por las costumbres y tradiciones. Me armé de coraje, quizas tomado por la incredulidad de lo que me estaba pasando, dejé de lado el miedo para dejar espacio a la felicidad que siempre quise; casi diría la realización de un pequeño deseo que, después años de sacrificio llegó como un relámpago en cielo sereno.

La Paz me ha cambiando en solo dos meses…

Es un país lleno de colores, con paisajes aún no contaminados que te dejan boquiabierto, el olor constante de la comida callejera, te enloquece; el increíble contraste entre pobreza y riqueza, la “bienvenida diferente”, a veces caliente, a veces discriminante; todo esto, en poco tiempo, me devolvió ese deseo de hacer y sobre todo vivir algo que había estado perdiendo por un tiempo, ya que en la ciudad que nací y crecí comenzó a ser demasiado estrecha.

Los primeros días en esta fantástica ciudad fueron momentos de dificultad y desmoralización, debido a la falta de hábitos, la altitud que te quita el respiro, la necesidad de involucrarse para iniciar una nueva vida sola, el miedo al nuevo trabajo, el sentirse como un pez fuera del agua.

Preocupaciones que dejan el tiempo que encuentran gracias a la comparación y la convivencia con otras personas, ahora considerados como una familia, que como yo se han embarcado en esta ¡maravillosa experiencia.!

Después de dos meses no me arrepiento de mi decisión; estoy convencida de haber tomado la decisión justa. Habitualmente pienso que esta es una oportunidad especial, y que  volveré a casa feliz y satisfecha por la contribución, el apoyo y el trabajo que estoy haciendo aquí.

Trabajar en el campo de la justicia restaurativa, además de ser siempre mi deseo y el objetivo de mis estudios me permite tener una visión directa de la realidad estereotipada para muchos oscura y llena de prejuicios.

Bolivia es un mundo lleno de injusticia y desafortunadamente el entusiasmo y la buena voluntad por sí solos no son suficientes para cambiar el escenario que tenemos además las realidades laborales son complicadas y ser capaz de acoplarse no siempre es fácil.

Cuando se inicia algo nuevo, es adrenalina pura, especialmente para aquellos que son principiantes como yo. Creo que en este sector es necesario saber como gestionar el inevitable estado de inseguridad relacionado a la falta de conocimiento completo de lo que tenemos que hacer cómo hacerlo o con quién. En el poco tiempo que he  pasado aquí, me estoy abriendo un camino en este mundo complicado y tortuoso del sistema penal, lleno de inconsistencias y lleno de defectos, pero todos los días se esta tratando de perfeccionarlo para permitir una vida mejor a los jóvenes adolescentes privados de sus mejores años, a veces por su culpa, a veces debido a un sistema penal demasiado duro e injusto.

Diferentes son los proyetos emprendidos por el CVCS y Progettomondo.mlal en el campo de la justicia juvenil, yo en particular me ocupo de la costruccion de la Red Comunitaria.

Cuando hablamos de Red Comunitaria entendemos a un conjunto de actores definidos como instituciones privada y publicas, que trabajan para contribuir y apoyar a la persona privada de libertad en su proceso de reinserción social con el objetivo de generar beneficios para estas personas, en este caso los adolescentes además el fin es evitar los casos de reincidencia delictiva.

Dicho así, parece casi un proyecto imposible, demasiado temerario, pero pensándolo bien, la Red Comunitaria es un punto importante en esto camino, es el enlace para los adolescentes que deciden beneficar del proyecto importante Post Penitenciario que se esta realizando.

En general, cuando una persona que ha cometido un delito egresa en la sociedad encuentra una serie de problemas de distinta naturaleza, pero el problema sin duda es el prejuicio, ser estereotipado como el “delincuente”, ser acusado de no poder cambiar.

Creo que el apoyo de la Red Comunitaria es importante tambien en esto momento, porque es con las diferentes ayudas en las diferentes lineas de accion (psicosocial, educativa, laboral, familiar, salud) que se puede garantizar la atencion continua a la persona, dandole la oportunidad de redimirse, reconstruir su identidad y porque no también ayudar a reducir este prejuicio insano contra las personas privadas de libertad. Y quién mejor que los adolescentes pueden tener esta oportunidad, con su joven edad y un gran deseo de comenzar de nuevo.

La construcción de la Red Comunitaria no es tan simple como quieres pensar. El trabajo que se requiere es considerable: no basta solo buscar, crear, actualizar los contactos con las instituciones, sino que también se debe promover la participación activa de la sociedad en el proceso de reintegración de la persona privada de la libertad. Despues, se debe identificar el objetivo prioritario y la mejor estrategia de acción, asegurando una atención continua a las necesidades de la persona. Es en este pasaje que las instituciones deben realizar un camino concreto de resocialización, reintegración, rehabilitación y reintegración.

Es un proyeto interesante y ambicioso que a veces me plantea preocupacion y dudas sobra su complicada realizacion, no solo por el éxito intrincado, también a causa de los inevitables enfrentamientos de pensamiento que se pueden tener entre colegas. Esto es un sector que requiere juicios, pero por el momento he decidido simplemente de suspender mi juicio: necesito más tiempo para poder madurar mi propia evaluación, me doy un tiempo antes de poder sacar mis propias conclusiones.

Sin duda, mis expectativas con el tiempo serán altas pero no quiero destruir mi castillo de naipes incluso antes de construirlo.

 

 

Valentina Lisi

Voluntaria SCN en La Paz con CVCS